Monterrey, la ciudad más contaminada de México

La OMS determinó en un estudio que es la ciudad más contaminada de México

Reportan 5 mil muertes prematuras al año en Monterrey por mala calidad del aire

 

008n1pol-1

FotoCerros como Topo Chico, de la Silla y Mitras, símbolos de Monterrey, apenas pueden ser apreciados debido a la intensa contaminación en esta ciudad. Foto Sanjuana Martínez

Sanjuana Martínez

Periódico La Jornada
Domingo 7 de enero de 2018, p. 8
Monterrey, N.L.

Las montañas de la Sierra Madre Oriental, como el Cerro de la Silla, Topo Chico y Mitras, símbolos de esta ciudad, apenas pueden ser apreciados en los días recientes debido a la contaminación ocasionada por las pedreras, la industria y el parque vehicular, aunado a la falta de políticas públicas del gobierno, que han dejado alta densidad de PM-2.5 (partículas contaminantes, del inglés particulate matter) y PM-10 en el aire, convirtiendo a Monterrey en la ciudad más contaminada de México.

El estudio de la Organización Mundial de la Salud (OMS) determinó que Monterrey es la ciudad más contaminada de México por la concentración de 86 PM-10 y de 36 PM-2.5.

No nos debería extrañar este primer lugar porque es una de las ciudades más industrializadas y no existe una política de Estado en materia ambiental con cero corrupción. Monterrey y sus 12 ciudades metropolitanas se han quedado sin defensas naturales, aseguró Guillermo Martínez Berlanga, director del Comité Ecológico Pro Bienestar, organización de la sociedad civil dedicada al monitoreo de la calidad del aire.

En lugar de actuar, este gobierno le echa la culpa al que va pasando diciendo que es a causa del automóvil, las pedreras, la industria, la inversión térmica, el polvo del desierto de Coahuila o de San Luis Potosí. Se van repartiendo las culpas y nadie actúa. Está es una alerta real y es urgente afrontar el problema, señaló.

A pesar de que la Secretaría de Desarrollo Sustentable recomendó no usar pirotecnia en las celebraciones decembrinas debido a la precontingencia declarada por el nivel de partículas cercano a los 165 puntos Imeca (Índice Metropolitano de la Calidad del Aire), durante la última semana de diciembre y los primeros días de enero han aumentado 15 por ciento las enfermedades respiratorias por frío y contaminación, como faringitis, rinitis y sinusitis:

Monterrey tiene mil 500 millones de toneladas métricas de contaminantes de dióxido de carbono (CO2). Y por tanto, la autoridad admite que hay 5 mil muertes prematuras anuales debido a la contaminación del aire, mientras en todo el país es de 40 a 50 mil decesos tempranos por cáncer, problemas pulmonares, infartos o derrames cerebrales, explicó Martínez Berlanga.

Problema de salud

Ayer el Sistema Integral de Monitoreo Ambiental reportó mala calidad del aire en municipios del área metropolitana como Juárez, con 127 puntos Imeca, 123 en Santa Catarina y 122 en San Bernabé.

Según los estudios del Observatorio Ciudadano de la Calidad del Aire del Instituto Tecnológico de Monterrey, dirigido por Gerardo Mejía Velázquez, 80 por ciento de la contaminación proviene de la industria y el transporte, 15 por ciento de las pedreras y el 5 por ciento restante de otras fuentes de combustión. Y a medida que aumenta la contaminación se incrementan las enfermedades, por lo que diputados del Congreso de Nuevo León prevén graves problemas para 2018.

El diputado panista Marcelo Martínez Villarreal, de la Comisión de Medio Ambiente, exigió que el gobierno ponga en marcha programas eficientes para bajar el nivel de contaminantes y denunció a las compañías que los emiten por la noche: Estoy muy preocupado por la situación; se debe investigar para evitar que estas empresas sigan contaminando aprovechando las horas nocturnas y la falta de vigilancia de las autoridades, indicó.

Hace 15 días, por su iniciativa, el Congreso avaló reformar la Ley Ambiental del Estado de Nuevo León para prohibir que las tiendas empaquen los productos en bolsas de polietileno, ya que aseguró que el gobierno de Jaime Rodríguez Calderón no ha emprendido una acción fuerte para reducir los índices de contaminación y no funcionan los medidores de partículas PM-10 y PM-5, que son las que más daño hacen.

Aseguró que la Secretaría de Desarrollo Sustentable tiene un presupuesto de 90 millones de pesos que durante 2017 llegó a 120 millones, y que este tipo de monitoreo requiere sólo 800 mil a un millón de pesos, pero aún así no han sido implementados: De los 365 días (de 2017) no llegamos a los 100 días con buena calidad de aire.

El grupo de asociaciones civiles como Vamos Nuevo León, Reforestación Extrema, Ando en Bici, Ciudad Común, Pueblo Bicicletero y la Banqueta se Respeta señaló en un comunicado que hubo aire limpio sólo durante 27 por ciento de los 365 días de 2017.

“Desde su campaña, el gobernador Jaime Rodríguez Calderón se comprometió a mejorar la calidad del aire en Nuevo León… Estamos esperando que se presenten estrategias concretas y resultados para atacar este problema”, señala el documento.

Hace dos meses, Mario Molina, Premio Nobel de Química 1995, advirtió en una conferencia ofrecida en la cátedra Alfonso Reyes del Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey, que las partículas que afectan la calidad del aire generan graves afectaciones a la salud de los ciudadanos: Si mejoramos el transporte público, también mejoramos la movilidad y la calidad del aire.

Para el ecologista Martínez Berlanga es sintomático que en los años recientes se ha reportado la muerte de ocho personas cuando hacían ejercicio al aire libre: “Ante la falta de (declaración) de contingencia ambiental por el gobierno, gente que está haciendo ejercicio se infarta con apenas 50 años de edad y mueren en la parte menos contaminada, que es Chipinque, o la más verde, que es Calzada del Valle.

Todo esto son cosas que la gente no puede ver por la contaminación, como lo que pasa a las mujeres cuyos hijos nacen con defectos congénitos. Esto es un problema de salud. De cada 10 abortos entre jóvenes, cuatro se deben a causas no relacionadas con el embarazo, sino con la contaminación, añadió.

Aseguró que hay estudios confiables que asegurarían un ahorro considerable al erario si se aplicaran programas efectivos: “Si le bajas 10 puntos a la contaminación en la zona metropolitana de Monterrey, el gobierno se puede ahorrar entre mil 300 y 5 mil millones de dólares en enfermedades.

La contaminación se nota en los ojos, la nariz y el organismo en general. En una ciudad como Monterrey, a las cuatro de la tarde la gente ya siente fatiga porque ha estado respirando durante ocho horas un aire tóxico con dióxido de nitrógeno, plomo, azufre y arsénico. ¿Qué pasaría si en Monterrey hay inversión térmica y se empieza a morir la gente como en Chile, Los Ángeles, Londres o la Ciudad de México?

Déficit verde

Para los ecologistas, la grave situación en Monterrey se debe a la poca cantidad de árboles y áreas verdes en la entidad.

Monterrey tiene un déficit de un millón de árboles y mil 700 hectáreas de áreas verdes. Necesitamos 10 espacios similares al parque Fundidora y debería tener por lo menos 10 pulmones urbanos. Tenemos uno y a medias, porque el gobierno está destruyendo el parque Fundidora. Desde hace años iniciamos un proyecto para sembrar 100 mil árboles en 200 hectáreas del Campo Militar, pero misteriosamente los gobiernos suspendieron el proyecto, afirma Martínez Berlanga.

Explica que la ignorancia, la poca atención en el tema y la corrupción no han permitido crear ciudades sustentables en México: “El gobierno de Nuevo León sólo observa; la corrupción es gravísima. No conocen el tema. Jaime Rodríguez puso a su compadre Roberto Russildi como secretario de Desarrollo Sustentable; es su socio con conflicto de interés: primero, porque él es contaminador y depredador con sus negocios; segundo, porque no sabe nada del tema.

El gobierno no ha entendido que los pulmones urbanos son la salvación de las ciudades sustentables. Están construyendo en áreas verdes, destruyéndolas e invadiéndolas. Están haciendo una mancha de concreto, urbanizando las montañas. En el Cerro del Obispado debería haber 25 mil encinos y lo que tenemos es concreto.

Exigió aplicar la necesaria inversión para combatirla: La contaminación solamente se elimina gratuitamente por dos medios: árboles y lluvia. No hay ninguna ciudad sustentable en México. No hay una ciudad que pueda resistir los efectos del cambio climático, con aire sano, o que haya resuelto su problema de agua ni el de movilidad o áreas verdes con suficientes parques.

Finalmente criticó la falta de propuestas de los candidatos a la Presidencia de la República: Ya deberían presentarnos un plan ambiental sustentable, hecho por los que más saben, con cero corrupción y cero tolerancia por el bien de todos. ¡Ojo, ciudadanos, no voten por el que no le entre al tema ambiental! ¿Cómo vamos a quitar la contaminación urbana de 25 ciudades claves de la economía mexicana? No queremos un ecologista de Presidente, queremos un Presidente ecologista.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *